catalogo de accesorios para vanitori y sanitarios

Mamparas fijas para baño

 

Desde hace ya bastante tiempo que las mamparas de baño reemplazan a las antiguas cortinas de ducha en la importante tarea de evitar cualquier filtración de agua hacia el exterior de la ducha, de forma tal de mantener protegido al cuarto de baño de la humedad y posibles salpicaduras. Hoy en día en el mercado de mamparas y accesorios para cuartos de baños se pueden encontrar diversos modelos de mamparas para duchas y bañeras que varían sus formas en función de la superficie y elementos a proteger. Un modelo muy común y de gran aceptación en el mercado son las mamparas fijas para baño de una hoja. mamparas fijas para baoEstos tipos constan de una hoja recta de un largo aproximado equivalente a la mitad del plato de ducha o bañera, que se fija a la pared del costado en el que se está situada la canilla, lo que ayuda a proteger la zona del plato de ducha. La principal ventaja de estos modelos de mamparas fijas para baño es que, al ser abiertas, permiten una mejor ventilación del área, es decir que la humedad no queda en el área de la ducha.

Sin embargo, estos modelos de mamparas fijas para baño no son los únicos que se pueden encontrar en el mercado, también hay otros tipos de mamparas que tienen una hoja móvil. Estos modelos son muy parecidos a los anteriores, con la salvedad de que al tratarse de una hoja movible, tiene la posibilidad de moverse a lo largo de un eje, lo que permite un mejor acceso y una mejor salida del área de la ducha. También hay otros modelos que son una mezcla de las mamparas fijas para baño con las mamparas de hojas móviles, es decir modelos con una hoja fija y otra móvil. En estos casos sólo una de las hojas está fija a la pared, mientras que la otra tiene la libertad de moverse sobre una guía. Estos modelos no solamente permiten una mejor entrada al plato de ducha y mayor comodidad, sino que también tiene una cobertura mayor contra salpicaduras y humedad, aún sin llegar a cubrir la totalidad del largo de la ducha o bañadera ya que son un tanto más angostas.

mamparas fijas para bao casaOtros tipos de mamparas fijas para baño son las mamparas de hojas plegables. Estos tipos vienen con al menos dos hojas que se unen entre sí en forma de libro. Las hojas están fijadas a la pared en un único lado, el que está al lado de la grifería de ducha. La ventaja de estos modelos es que al ingresar a la ducha, el espacio de entrada es máximo.

Hay que aclarar que no todos los modelos son mamparas fijas para baño. Hay muchas opciones diferentes, como por ejemplo las mamparas de hojas corredizas, que cubren todo el ancho de la ducha y se juntan unas sobre las otras cuando la mampara está abierta. Esta ventaja se compensa con el inconveniente que puede presentar que es la mayor dificultad en la ventilación. Estas versiones de mamparas de ducha también se presentan las mamparas fijas para baño corredizas. Estos modelos constan de cuatro hojas, de las cuales las dos de los extremos están fijas a las paredes laterales mientras que las dos centrales pueden desplazarse a lo largo de unas guías, de forma tal de permitir un cómodo acceso a la bañera o ducha.

Materiales de las mamparas fijas para baño

Entre los materiales más comunes de las mamparas fijas para baño son el vidrio y el plástico. Antes de optar por las mamparas fijas para baño de vidrio, la gente duda acerca de la conveniencia de este material, especialmente por el riesgo de algún accidente y consecuente rotura de la mampara. En la actualidad todos los modelos ofertados en el mercado vienen con un tratamiento llamado templado que le da una resistencia mucho mayor a los cristales sin tratamiento, no sólo antes golpes sino también ante variaciones importantes de temperatura. Además del mencionado aumento en la resistencia del material, también hay que destacar que en caso de romperse, lo hace en pequeños fragmentos que evitan cualquier tipo de cortaduras. Otro tratamiento al que son sometidas es el anti-cal, que hace a las hojas de las mamparas fijas para baño más resistentes frente a la aparición de manchas de cal generadas por el continuo contacto con agua y jabones.

Tanto los cristales como los acrilatos pueden ser transparentes o con algún tipo de coloración. En el mercado ya es posible optar por una gran variedad de texturas, que van desde el vidrio transparente sin decoración hasta algunos con cierta coloración, que varían la permeabilidad de la luz, lo que resulta ideal para aquellas personas que le quieran dar un toque de mayor privacidad a la ducha. Se pueden conseguir algunos pavoneados que impiden el paso de la luz en un sentido mientras que la dejan pasar en el otro, lo que da privacidad al mismo tiempo que no disminuye la luminosidad del cuarto de baño.

 
 
presupuestos e informacion de contacto