catalogo de accesorios para vanitori y sanitarios

Inodoro a la turca

 

Cuando hablamos de los inodoros, tenemos que saber en principio que existen varios tipos de ellos, por ejemplo, los inodoros que tiene la mayoría de la gente en sus viviendas, que también se los conoce como de piso, los inodoros suspendidos más modernos con los que la mayoría están haciendo los baños, y los inodoros a la turca, que es de instalación al ras del suelo, que a los que nos referiremos en el presente informe. Para comenzar con el artículo, explicaremos en forma breve, en qué consiste un inodoro a la turca.

inodoro a la turcaSe trata de un inodoro sin taza, como los que conocemos en forma convencional, también se lo conoce como letrina, porque carecen de asiento tal como los conocemos, ¿cómo?, con un agujero en el piso, pero que en sus partes costales, tienen dos sitios para apoyar ambos pies, para no caerse, y con ranuras para que no nos resbalemos mientras hacemos nuestras necesidades. Si nos preguntamos sobre el tema de los campos de aplicación de los inodoros a la turca, diremos en principio que son la solución ideal en lugares en donde hay poca densidad de población y debe estar localizado a más de 30 metros de la vivienda y de la fuente de agua potable.

No es aconsejable en lugares en donde se concentran inundaciones de ríos, en las zonas contiguas a manantiales, o terrenos muy impermeables, por la sencilla razón que se llenarían en forma continua, como así tampoco en terrenos pedregosos. El inodoro a la turca, en realidad no tiene "buena prensa", pero en verdad si se los mantiene limpios y aseados, son los recomendados, porque es la forma en la que el cuerpo en forma natural se acomoda para despedir los desechos del cuerpo, además pueden en cierta forma ser más higiénicos que los de tapas porque no necesitamos apoyarnos en donde se apoyó otro.

Los baños públicos suelen carecer de higiene adecuada, por lo menos los baños que estamos acostumbrados a ver en las estaciones del subterráneo, o ferroviarios, los que son usados por muchísima gente a diario, y es en estos lugares en los que no es conveniente que tengan tabla para apoyarse, nos podríamos contagiar de cualquier enfermedad, si no están lo suficientemente limpios, así que es en estos casos que se decide colocar, muchas veces un inodoro a la turca. De esta manera, como nos podemos dar cuenta, el cuerpo nuestro no se apoya en ninguna parte, solo nos agachamos para hacer las necesidades, con lo cual corremos menos riesgo de contraer enfermedades infecciosas.

Distintas formas de inodoros a la turca

Las formas, de estos inodoros, pueden ser variadas, pero en definitiva son parecidos unos y otros, por ejemplo, el mármol, o la loza posee una suerte de declive mínimo, para que los líquidos del piso sean conducidos al depósito sifonado, se los confecciona de diversos materiales, por ejemplo los más conocidos son los de loza y los de PVC, que son materiales que se pueden limpiar con mayor facilidad.

Un inodoro a la turca, carece de tapa así que siempre están al descubierto, lo que los hace bastante antiestéticos, de allí su mala fama, y además se colocan en forma separada de los otros artefactos en locales reducidos. Todo no es negativo en torno a los inodoros a la turca, porque en la actualidad se confeccionan verdaderos inodoros de avanzada, los que son utilizados en lugares públicos especiales.

Sinodoro a la turca metalon retretes robotizados, con depósitos accionados por pulsador monoestable, que es antivandalismo y antisabotaje, que en su mayoría están confeccionados en acero inoxidable, son antideslizantes, con depósitos automatizados, y fabricados bajo estrictas normas de seguridad. Funcionan de la siguiente manera; una vez que el usuario ha dejado tocar el pulsador monoestable, se produce la descarga, sin que la persona tenga que tocar absolutamente, nada, ahorrando agua potable, y evitando el uso abusivo de la misma. Según las terminaciones antideslizantes garantizan un uso placentero y seguro en su instalación. Posee formas ergonómicas y pulidos sanitarios para garantizar una utilización, cómoda, con estas especificaciones, nada hace pensar que se trata de una letrina, pero sí, de eso se trata justamente.

Otra de las ventajas es que se mantiene inalterable y libre de mantenimiento. Un inodoro de estas características puede costar en la actualidad a unos trescientos dólares, con la instalación y son ideales para baños externos para el personal de jardinería, o de mantenimiento de las viviendas, o de zonas de obradores, alejados de baños.

Según la forma de evacuar el inodoro, tendrá compuestos diferentes, por ejemplo para el caso de los inodoros comunes y el inodoro a la turca, la forma de evacuado es en reglas generales, compuesto por dos piezas, la palangana y el sifón, colocados en un macizo de bloque, que debe estar recubierto en forma superior con una chapa homogénea y de una pieza de mármol, de fundición o esmaltada. Y a diferencia de los mingitorios, (inodoro masculino), que están suspendidos y son de loza, gres, vidriados o esmaltados a fuego.

 
 
presupuestos e informacion de contacto