catalogo de accesorios para vanitori y sanitarios

Colocar una bañera

 

Cuando nos encontramos, en medio del proceso de instalación de todos los muebles del cuarto de baño, es imprescindible que sepamos que colocar una bañera, no es un proceso del todo fácil. Si nosotros, tenemos conocimientos acerca del tema, podemos hacerlo con nuestras propias manos, pero si no tenemos idea, es mejor que se lo dejemos a profesionales. Sin embargo, siempre es bueno conocer acerca del tema, de lo que un instalador hará en nuestro hogar, para saber si el presupuesto de instalación que se nos está ofreciendo, realmente lo vale.

Es importante que destaquemos que el baño, al igual que la cocina, es uno de los ambientes que se podrían decir más caros, por los elementos que lo conforman y por la mano de obra calificada que se necesita para construirlos.

colocar una baeraLo primero que se debe determinar, antes de comenzar a colocar una bañera en nuestro hogar, es el tipo de ella, que más nos guste. En el mercado, las hay de todos los tipos, materiales y calidades, por las que podemos optar de acuerdo a nuestros propios gustos y preferencias y por supuesto, el presupuesto del que dispongamos. La forma por la que optemos, es esencial a la hora de colocar una bañera ya que no será lo mismo con una que con otra. Existen redondas, cuadradas, rectangulares, triangulares, con diferentes formas, etcétera. Si poseemos un baño de dimensiones pequeñas, las bañeras ideales son las redondas o rectangulares, para poder ahorrar espacio y de esta manera, poder colocarlas en algún extremo rincón del cuarto en donde no estorben la circulación dentro del mismo, ni incomoden. Por el caso contrario, si tenemos un baño de grandes dimensiones, podemos optar por una bañera de dimensiones también considerables, ya que de esta manera, podremos colocarla en el lugar en donde queramos, otorgándole protagonismo a la misma, ya que es algo sumamente decorativo.

Las personas que se encarguen de colocar una bañera, deben buscar zonas estratégicas dentro del baño en donde, la bañera pueda conectarse fácilmente con las conexiones de las cañerías de agua. Hay bañeras que poseen griterías incorporadas, pero eso dependerá pura y exclusivamente de nuestras preferencias. También, debe saber que, se necesita una distancia considerable entre la bañera y otros muebles del baño, para que, cuando necesitemos limpiar la superficie de la misma, podamos hacerlo con total comodidad. Podemos optar, por dos maneras de colocar una bañera: Sobre la superficie o por debajo de la misma. La segunda opción es la más cara de todas, ya que se trata de la misma instalación que tendría una piscina en el exterior y se requiere de una previa excavación en el sector del baño, toma de medidas e instalación de la misma por dentro del piso. Esto requiere muchísimo más trabajo, muchísimo más tiempo y por supuesto, más dinero por parte nuestra hacia los instaladores.

Consejos en Internet

Como bien hemos dicho antes, si no tenemos la menor idea acerca de colocar una bañera, no se recomienda que lo hagamos nosotros mismos, pero en Internet, podemos encontrar manuales de instalación de las mismas, en los que se detallan paso por paso, las cosas que hay que hacer para conseguir una instalación en perfectas condiciones, con un acabado optimo.

colocar una baera antiguaEs importante que destaquemos, que no es lo mismo colocar una bañera, que realizarle una remodelación, es decir, el esmaltado de las mismas. Hay veces en las que, las bañeras se desgastan por el paso del tiempo, y mucha gente piensa que la mejor opción es la de removerla y colocar una bañera nueva. Sin embargo, nada más lejos de esto, ya que el lacado y esmaltado de nuestra antigua bañera, nos será muchísimo más económico y útil que comprar una nueva y realizar una nueva instalación.

En el caso de las bañeras con patas, debemos decir que su instalación no es muy compleja que digamos, ya que se trata solamente de colocarla sobre la superficie del baño y en uno de sus costados, poseen los conductos necesarios para realizar toda la instalación, necesaria para su correcto funcionamiento, pero nada más, no requiere de ninguna rotura en el piso, ni mucho menos.

Cuando se colocan los elementos básicos como: bidet, bacha, inodoro, cisterna, también se coloca la bañera o el plato de ducha. Es ahí, cuando debemos pensar que si lo que queremos es una bañera común y convencional o una bañera con hidromasaje, la cual, es diferente a la anterior, dado el sistema que necesitan para funcionar: Los jets, que actúan por presión y que son los encargados de masajear nuestro cuerpo mediante agua y aire.

Para terminar, como hemos visto, colocar una bañera, no es algo fácil ya que irrefutablemente requeriremos de un instalador que se encargue de todo, pero realmente vale la pena, tener la oportunidad de comprar una bañera y de conseguir un instalador que nos realice el trabajo en óptimas condiciones, es impagable por más que su presupuesto sea elevado.

 
 
presupuestos e informacion de contacto